sábado, 7 de diciembre de 2013

Megacorporaciones

 Hoy les ofrecemos nuevos apuntes sobre nuestra ambientación:


Algunas de las corporaciones más importantes podemos encontrarlas en el Tercer Reich y Japón. La IG Farben alemana (cuyo logo pueden ver sobre estas líneas) quizás sea el holding más poderoso del mundo, siendo una potencia en biotecnología, química y genética de vanguardia. Su valor accionarial y activos supera el producto interior bruto de algunas naciones de la Tierra. Otras corporaciones germanas importantes son Reichswerke Hermann Göring, Antimon y Krab Werke, especialmente en el ámbito militar y aeroespacial. También destacan los zaibatsu nipones Yasuda, Mitsui, Sumitomo, Mitsubishi y el todopoderoso grupo Hotaru.



En la Unión Soviética encontramos el super conglomerado industrial estatal Syzran CCCP, que dispone de gran cantidad de factorías trabajando en docenas de campos diversos relacionados, especialmente astronáutica, metalurgia, química, energía nuclear, maquinaria pesada y robótica avanzada.
En China señalaremos la corporación estatal Dagang, un monstruo industrial y militar de primer nivel, junto al grupo Taikong, expertos en robótica y tecnología aeroespacial.
En Italia sobresale Caligola Metalmeccanica, más conocida internacionalmente por Calígula S.p.A.
Ya por último, citaremos algunas de los más importantes holdings aliados. El más eminente y poderoso de ellos, quizás de todo el mundo, es Starcluster Corporation, en cuya estructura podemos encontrar empresas tan importantes a su vez como Hyperphotonics o Galaxy Electric, descollando especialmente en tecnología aeroespacial y armamentística. Otras megacorporaciones son Dynapulse Systems Corporation (electrónica y robótica), Raychrome Incorporated (química y genética) y Gatecore (informática y telecomunicaciones).
Citar también dos consorcios británicos, Trident Avro Aerospace y Vulcan Villiers.
Estos poderosos conglomerados verticales empresariales pagan cantidades ingentes de dinero vía impuestos, y emplean cientos de miles de obreros, aunque muchos de ellos han sido sustituidos por modernos robots automatizados. También disponen de sus propios planes sociales, programas de ayuda y asistencia humanitaria (aunque estas acciones altruistas no dejan de ser una cortina de humo, en la mayor parte de los casos, para ocultar otras actividades poco éticas).

0 comentarios:

Publicar un comentario