martes, 8 de octubre de 2013

Números

Aunque todavía es pronto para ofrecer cifras definitivas, si que me gustaría dar algún apunte sobre la matemática que estamos manejando en el desarrollo de Walküre, y no me refiero a los algoritmos del sistema de juego, sino más bien a las cuentas, al dinero contante y sonante que hemos gastado y preveemos gastar. Quiero decir, qué cuesta cada cosa y a qué destinamos o destinaremos el dinero. Bueno, esto en realidad es otra muestra de nuestra transparencia, y una manera de ayudar a todos aquellos que, como nosotros, andan ocupados en crear contenidos y publicarlos de alguna manera. No me refiero a editores profesionales, harto más duchos que nosotros en estas lides, sino a particulares o asociados como nosotros, con más o menos experiencia en este campo proceloso y complejo que es la edición.

En su día, cuando comenzamos a trabajar en la publicación de nuestra caja roja, y ando refiriéndome a esas primeras 200 cajas rojas que publicamos desde nuestra asociación, nos hubiera gustado disponer de más información, especialmente de compañeros que, tal cual nosotros, estaban empeñados en algo similar. Es interesante leer opiniones de la gente, y consejos, sobre cómo encarar todas estas situaciones, últimamente se pueden leer muchas entradas del estilo en la blogosfera, pera la mayoría de ellas no pasan de ser meras recolecciones de apuntes y consejos que, si bien son útiles, no llegan a profundizar en el tema verdaderamente clave: el dinero, el vil metal, el parné castizo. Ya se publicaron nuestras cuentas, en rojo, tras la aventura editorial de aquellas primigenias cajas, y la gente pudo comprobar, con números y sin ambages, qué cuesta cada cosa. Ahora nos gustaría hacer lo propio, no sólo ofreciendo las cuentas una vez terminemos la edición de Walküre, si es que lo conseguimos finalmente, sino también disponiendo de nuestras estimaciones previas y de cómo gestionamos el dinero que ha ido aportándose para nutrir el proyecto, de dónde sale y a dónde va. Y esto lo hacemos, no sólo como aporte testimonial que pueda resultar de ayuda a otros compañeros, sino porque, algo egoístamente, podemos exponer todo ello y, con el concurso de ustedes, detectar problemas que se nos hayan pasado, y por qué no, aportarnos ideas o consejos que muy bien pueden resultar de mucha utilidad, por aquello que decía que nosotros, aunque ya dotados de cierta experiencia, no somos profesionales de esto, y tampoco aspiramos a serlo realmente.

Vamos a ver, ahora mismo hemos pagado casi 4.000 euros en ilustraciones, fotos y logos. Esta cantidad ha salido de nuestros bolsillos. Nos quedaría por costear otros 4.000 euros, más concretamente 4.428 euros, para un total de 120 ilustraciones, poco más o menos. A este cifra debemos añadir 900 euros de maquetación y 350 de la página web de Walküre. Nos gustaría hacer un video introductorio, algo que, estimado, nos costará otros 350 euros. Y luego viene el tema de la imprenta, que puede variar mucho el precio final debido a todas las variantes. Por lo que sabemos, estimando nuevamente, y a falta de completar nuestra información, para el libro, en color y tapa dura, con unas 450-500 páginas, nos estamos moviendo en torno a los 11-13 euros por libro, lo que nos arroja una cifra, con IVA, de unos 13.000 euros para mil ejemplares, por poner un número de libros determinado (que no sabemos cuántos editaremos, pero sí sabemos que a partir de 1.000 ejemplares la cifra comienza a descender). Si sumamos todos estos costes, ¡dejando a un lado los 4.000 euros ya puestos!, nos daría esta cifra: 19.028 euros... 19.000 euros en números redondos. Podemos complicar más todo esto, con gastos derivados, como gastos de embalaje, envíos y demás historias, amén de gastos administrativos. Pero por ahora voy a dejar estos supuestos en el cajón de sastre. Ya hablaremos de ello otro día.

Ahora bien, vamos a valorar nuestro trabajo, y no lo digo porque esto deba repercutir en el coste, sino como ejercicio figurativo que puede aclarar a algún compañero lo costoso y sacrificado que puede resultar esto. Imaginen dos años de desarrollo, al menos tres personas trabajando. Uno de ellos, un servidor, coordinando el proceso editorial. Ya no cuento a mis compañeros, y me centraré en mi propia experiencia. En estos dos años, un poco más, trabajando en Walküre, sin contar las horas consagradas a la Marca, podría decir que he dedicado una media de una hora al menos de trabajo diario al juego (aunque en realidad son más). Los fines de semana, la cantidad de horas dedicadas es mucho mayor. Pero reduzcamos esta cifra aún más, para no hablar en términos absolutos. Imaginen que he dedicado sólo 250 días de trabajo a Walküre, con una media de 1 hora. Ahora pongan un precio a esa hora de trabajo... el que quieran, y multipliquen por dos años. A ello, sumen costes de servidores, teléfono e Internet. ¿Estamos?


5 comentarios:

  1. La verdad es que es el trabajo para dar vida a esto es impresionante y es evidente que se ha de vender mucho para poder rentabilizarlo y es una pena. La tirada de 1000 ejemplares desconozco si es lo habitual en tiradas roleras o no... ¿alguien podría aclarármelo? Y finalmente +Pedro Gil ¿Tenéis pensado imprimir en España o en el extranjero?

    ResponderEliminar
  2. Impresionante el proyecto!!!!! Animo, estare por aquí pendiente. La transparencia me parece genial, y arroja luz sobre las posibles dudas que pueda tener la gente en el Crowfundin.

    ResponderEliminar
  3. Lo que me gustaría de verdad es que pudieseis publicar unos números en los que terminaseis ganando pasta, mucha pasta. Y que la gente se alegrara por ello... La pena es que eso, en España al menos, es imposible...

    (Estoy comentando ahora después de tanto tiempo porque estoy recuperando el tiempo perdido, quiero participar en el crowdfunding y estoy leyéndome el blog de cabo a rabo)

    ResponderEliminar