domingo, 20 de octubre de 2013

Novichok-6

 Hoy les ofrecemos un nuevo avance de la ambientación de Walküre:



A mediados de año, concretamente el 12 de julio, y con el ánimo de superar a los alemanes en su carrera espacial, los estadounidenses lanzan el cohete Ares II transportando el ERV Mars Enterprise, un vehículo destinado a transportar de regreso a casa una futura misión tripulada al planeta rojo. El ERV Enterprise transporta un reactor de fusión, combustible, equipamiento, provisiones, depósitos de oxígeno, hidrógeno, una micro planta de procesamiento químico y un habitáculo. También transporta un robot sentinel prototipo. La planta química, combinando el hidrógeno con el dióxido de carbono presente en la atmósfera marciana, produce oxígeno y metano que servirán de combustible a la futura base de retorno.

En octubre de 2013, los soviéticos emplean por primera vez en la historia sus agentes químicos neurológicos del tipo Novichok (новичок o Recién Llegado). Gracias a sus investigaciones en química combinatoria avanzada militar, los científicos soviéticos han creado los agentes nerviosos más potentes y letales del mundo. Destaca especialmente el Novichok-6, de muy reciente aparición, un inhibidor organofosforado selectivo de la acetilcolinesterasa. Este compuesto provoca una violenta y espasmódica contracción involuntaria de los músculos, que resulta en un paro respiratorio, cardíaco y, finalmente, la muerte. 

Los soviéticos, junto a los chinos, usarán el Novichok-6 en Afganistán, armando con este agente nervioso ojivas de misiles tácticos de crucero y bombas inteligentes. Con esta radical estrategia, buscan poner fin a la guerra de guerrillas interminable que asola el país desde principios de los ochenta.

El uso de agentes químicos por parte de las tropas sino-soviéticas, causa un escándalo internacional. El Tercer Reich amenaza con represalias y los aliados envían secretamente equipos de protección química, detectores y máscaras especiales a los guerrilleros afganos. La guerra aún está lejos de concluir.
A su vez, un comando nazi se infiltra en el país a través de la frontera iraní para contactar con los muyahidines. Este equipo especial transporta varias ojivas de artillería equipadas con un compuesto químico nervioso alemán, el Hellseherei-Tabun 13, un potente agente químico fabricado por la IG Farben en sus instalaciones secretas de Dyherrnfurth, en Silesia (Gobierno General, antigua Polonia), dentro de sus programa de desarrollo de armas estratégicas con el nombre en clave de Hochwerk. El Hellseherei (literalmente, nigromancia) es un agente vesicante químico avanzado, extremadamente potente y virulento, del que no existe antídoto. Provoca por contacto o inhalación terribles vesículas purulentas en la piel, problemas respiratorios graves, quemaduras, eritemas sangrantes con posterior encostración y ennegrecimiento de la epidermis. El agente químico causa también blefaroespasmo ocular, máculas en el ojo, queratitis sangrante y ceguera. Finalmente, desencadena hemorragias internas, especialmente en los intestinos, provocando la muerte dolorosa de los sujetos afectados.
La intención de los alemanes pasa por ceder a los guerrilleros afganos estas armas para su uso contra instalaciones sino-soviéticas en territorio afgano, en venganza por el uso del Novichok. No obstante, un ataque con este agente, provocaría una violenta reacción soviética, razón por la cual, aún no se han empleado en combate. El paradero de estas bombas hoy día es un misterio.

2014: El investigador nipón Masaki Hori descubre un método de confinamiento de antiprotones por radiofrecuencia que abarata enormemente el proceso para el posterior uso de antimateria.

0 comentarios:

Publicar un comentario